Cuidados en artrosis cervical

La artrosis es una enfermedad degenerativa que puede ser identificada como artrosis de rodilla, reumatoide y cervical. Esta enfermedad es uno los padecimientos más frecuentes cuando se sufre de dolores de la columna cervical, conocido como cervicalgias; esta enfermedad afecta principalmente a personas mayores de 40 años.

 

Entremos en detalle, las vértebras son los huesos que se encuentran en la espalda y estas se encuentran una sobre otra y forman lo que conocemos como columna vertebral, las vértebras cervicales deben su nombre a que cuello en latín se llama cérvix.

La artrosis siempre es una de las enfermedades que más problemas causan a una persona dependiendo de la zona afectada, en el caso de la cervicoartrosis o espondilosis –como también se lo denomina-, esta enfermedad se presenta desde edades tempranas hasta la senescencia.

La artrosis cervical al igual que los otros tipos de artrosis esta también es degenerativa y no presentan síntomas perceptibles pero a lo largo de los años puede ocasionar mucho desgaste en vértebras cervicales que podrían terminar con la movilidad de una persona.

Ente los síntomas más comunes cuando la artrosis ya es avanzada, es el dolor que se presenta en el cuello y se extiende hasta el cráneo, hombros y brazos. Pero también se puede presentar debilidad muscular, rigidez en el cuello y dolor de cabeza.

¿Cuáles son los cuidados?

Está claro que una persona que sufre de artrosis cervical debe de tener cuidados especiales, la primera recomendación es asistir al médico y este recomendará el uso del collarín cervical para evitar movimientos bruscos e innecesarios del cuello, tomar analgésicos para aliviar el dolor y descansar suficiente.

Como vez los cuidados en caso de artrosis cervical son importantes para recuperar la movilidad del cuello, también puedes realizar ejercicios con la supervisión de un fisioterapeuta.

Qué es la artrosis

La artrosis (mal denominada osteoartritis) es una enfermedad causada por el desgaste de las caras articulares de los huesos que componen una articulación, el cartílago y el tejido protector o membrana.

Es una enfermedad reumática que afecta directamente a personas mayores, por lo general, y con mayor frecuencia en mujeres. Es común ver en personas con artrosis, la inflamación de la articulación, confundiéndose fácilmente con la artritis, pero esta inflamación es causada por el contacto de mas masa óseas entre si dada la inexistencia, en algunos casos, de material amortiguante, esto genera sobre todas las cosas dolor agudo y punzante, y edema.

Entre los factores de riesgo de la artrosis se encuentra la edad (afecta apersonas mayores con más frecuencia), el sexo (mayor caso en mujeres), y el sobrepeso (que cuadriplica el riesgo de padecer dicha enfermedad). El problema principal de la artrosis es la generación de Espolones, que por el constante choque óseo pueden inclusive a desprenderse trozos de hueso que flotan en el espacio intrarticular produciendo más dolor y daño.

La artrosis más frecuente es la de espalda, cuello, zona lumbar, cadera y rodilla, manos, pies y en la articulación trapecio-metacarpiana. Los analgésicos o fármacos disminuyen el dolor, pudiéndose hacer más fácil la convivencia con la enfermedad, igual que el empleo de bastones en artrosis de MMII.

Artrosis cervical en deportistas

La artrosis es un trastorno articular que se caracteriza por el desgaste del cartílago de las articulaciones, en especial en la columna, las caderas, las manos y los pies. Estas lesiones se producen cuando el organismo es incapaz de regenerar el cartílago desgastado de forma que los huesos de la articulación afectada rozan entre ellos produciendo endurecimientos. Todo ello produce daños crónicos en la articulación, que se inflama al principio para terminar mostrando una inflamación permanente como consecuencia de los líquidos que se acumulan en la misma. Existen dos tipos de artrosis. La primaria y la secundaria. La artrosis primaria se produce como resultado de forzar la articulación durante demasiado tiempo y suele afectar a los dedos, las rodillas, las vértebras lumbares y cervicales. Por otra parte la artrosis secundaria se produce como resultado de lesiones articulares, como por ejemplo las artrosis que se producen en las articulaciones de los deportistas.

La artrosis cervical se conoce con el nombre científico de “Espondilosis”, y se produce como resultado de la vejez de las vértebras y el desgaste, que generalmente llega con la edad en las articulaciones y huesos de la columna vertebral. El cuello es una de las principales zonas afectadas por la artrosis, que provoca mucho dolor y dificulta la posibilidad de movimiento. Si la artrosis no recibe el tratamiento adecuado, el desgaste puede llegar a afectar a los discos invertebrales  y a las vértebras que empiezan a producir calcificaciones entre ellas. Esto produce una reducción del espacio entre la médula espinal y los nervios. Esta compresión produce un dolor crónico que irradia hacia las extremidades. En casos severos de artrosis cervical puede llegar a ser necesaria la cirugía, que consiste en retirar las porciones de hueso que se han formado entre las vértebras y que generan presión.

Una actividad física intensa es un factor de riesgo para la artrosis, aunque también lo son la herencia, el sobrepeso, trastornos de la articulación o lesiones locales producidas por fracturas, golpes o inflamaciones de cualquier causa producidas en la articulación.  El deporte profesional condiciona una actividad excesiva, con golpes y traumatismos sobre las articulaciones, que favorecen la aparición de la artrosis. Determinados deportes, como el fútbol o el rugby, tienen mucho más riesgo que otros como la natación o la vela. También influye el nivel al que se practique pues en el deporte de afición, los riesgos se reducen considerablemente. Por otro lado, si la persona presenta algún factor de riesgo previo, como anormalidades o lesiones en las articulaciones, es más probable que la artrosis aparezca. Por ello es aconsejable para las personas que padeciendo la enfermedad, practican algún tipo de deporte, que se mantenga una actividad física regular, que el deporte que agrave el dolor se suprima y se recomienda realizar natación, ciclismo o jogging, pues son más apropiados para esta enfermedad.

Los síntomas de la artrosis cervical se caracterizan por un dolor crónico en el cuello, que suele empeorar con el movimiento y puede ser de leve a severo y además empeorar si la persona mira hacia abajo o hacia arriba durante un tiempo largo, o con actividades como conducir vehículos o leer un libro. También puede mejorar cuando la persona se acuesta. Síntomas adicionales que pueden aparecer son debilidad muscular, rigidez que puede limitar los movimientos del cuello, dolores de cabeza y sonidos o sensaciones de crepitación o crujido en el cuello con el movimiento. Si se sospecha que se puede padecer de artrosis es imprescindible la visita al médico especialista para que pueda diagnosticar su existencia y pueda aplicar el tratamiento adecuado. Para el tratamiento del dolor se suelen recomendar antinflamatorios como la aspirina o el ibuprofeno o relajantes musculares, siempre bajo supervisión médica. Se incluyen también masajes musculares, así como la utilización del ultrasonido e hidroterapia. El fisioterapeuta en todo caso, recomendará las mejores posturas para disminuir los efectos de la artrosis.

Cómo sé que tengo artrosis cervical

Introducción

De todas las condiciones de salud que pueden tener presencia en un paciente determinado, existen algunos que producen daños severos en distintas partes del cuerpo de manera degenerativa. Y efectivamente, la artrosis cervical es una enfermedad que produce un daño degenerativo en todas las articulaciones del cuerpo. Es decir, en cualquier parte del cuerpo donde hay una articulación, esa va produciendo un desgaste que tiene como consecuencia un dolor muy fuerte en el cuerpo y destruye poco a poco toda la estructura ósea, lo cual no solo es sumamente peligroso y sino que además te va inmovilizando el cuerpo de manera lenta hasta dejarte incapacitado. La artrosis cervical como cualquier otra enfermedad debe ser tratada de inmediato y atendida por un equipo de especialistas que son las personas indicada para tratar con este tipo de problemas.

¿Cómo puedo identificar esta enfermedad?

El tema de los problemas en las articulaciones es algo sumamente delicado y que nosotros debemos tratar con suficiente tiempo una vez sintamos que hay algo que no está funcionando bien. Como todas las enfermedades, al momento de sentir dolor en los huesos y que no se trate de algo meramente muscular o algo así por el estilo. Es muy importante que inmediatamente podamos visitar a un especialista para que de esta manera esta persona pueda ayudarnos en este tipo de situación.

Qué es la artrosis cervical y su tratamiento

Uno de los perores padecimientos entrando a la cuarta década de vida lo desencadena intensos dolor de cuello y regiones cercanas a este, de esto recae la importancia de informarte acerca sobre lo que es la artrosis cervical y su tratamiento.

La artrosis cervical es producida por el desgaste que se produce en a zona cervical y de la columna vertebral que generalmente se presenta en personas de edad avanzada. A esta enfermedad se le conoce también con el término de espondilosis, cuyo síntoma principal es el dolor crónico en la zona cervical o del cuello.

La gran mayoría de personas afectadas son aquellas que están en la etapa de vejez o ancianidad. Sin embargo también se han visto entre un 15 y 20% del total de afectados por año, a personas que recién inician la etapa de la juventud. Los síntomas varían pudiéndose presentar rigidez y dolor del cuello que puede extenderse o no a la base del cráneo e inclusive hasta los hombros.

Dolor cervical síntomas

Con el correr del tiempo, nuestro cuerpo va sufriendo una serie de cambios y nuestro organismo comienza a funcionar mucho mas lento que cuando éramos jóvenes, y dentro de nuestro cuerpo se van produciendo diversos procesos degenerativos como por ejemplo la artrosis cervical que afecta a las personas de entre 30 y 50 años de edad.

La artrosis cervical es una afección causada por la degeneración de los discos articulares ubicados entre vertebra y vertebra. Esta enfermedad produce además de dolor cervical síntomas que inmovilizan al paciente y lo pueden tener durante un largo periodo de tratamiento y terapia física.

Cuando hay dolor cervical, síntomas y signos que pueden indicar se trate de artrosis lo ideal es buscar ayuda para su tratamiento, antes de que estos síntomas empeoren ya que por simple que parezca tenga en cuenta que esta enfermedad en estado crónico puede agravarse a tal punto que lleguen a dañarse la sensibilidad de las piernas por lesiones en la medula espinal y raíces nerviosas.

En algunos casos el diagnostico de la degeneración cervical y artrosis deben comprobarse mediante radiografías y resonancias por lo que no deje pasar mucho tiempo al inicio de los síntomas y si ve que se encuentre entre la tercera década hacia adelante porque aquí es donde mas casos se han reportado.

El tratamiento en estadios leve de la enfermedad puede ser mediante antinflamatorios, analgésicos, masajes cervicales y relajantes musculares. El reposo y la postura del paciente influye mucho todo ello se puede tratar con éxito siempre que el diagnostico sea dado a tiempo.

Artrosis cervical ejercicios

La artrosis cervical es uno de los males que se pronuncian en la vejez, cuya principal característica es el dolor causado por desgaste en la articulación pudiendo profundizarse e irradiarse a brazos y hombros. Sin embargo puede ir acompañada de otros síntomas como perdida de movilidad y mareos.

El dolor que produce la artrosis cervical puede reducirse con terapias de ejercicio físico que explicaremos mas adelante. De ello cabe reconocer los tipos de dolores que se distinguen en esta enfermedad para acudir inmediatamente a s medico y que le brinden el diagnostico y tratamiento adecuado.

Existen dos tipos de dolores, uno que es el localizado, se presenta en la parte posterior del cuello. El segundo tipo de dolor que puede predecir que se esta padeciendo de artrosis cervical es el que se siente en la parte posterior del cuello y se expande hacia la parte posterior de la cabeza.

¿Qué es la artrosis cervical severa?

El dolor es respuesta de reacción del organismo que nos indica que algo malo le esta ocurriendo. Es uno de lo síntomas mas indicativos de que debemos hacer algo para lograr el cese y proveerle bienestar a nuestro cuerpo en general y que muchas veces no prestamos mucha atención.

Uno de los problemas principales que diagnostican la artrosis puede ser el dolor cervical que con el tiempo puede traer serias complicaciones. Muchos los que no conocemos podemos padecerla y sin embargo desconocemos ¿Que es la artrosis cervical severa y a que se debe?

La artrosis cervical es una enfermedad degenerativa que afecta las articulaciones de la columna vertebral, su causa principal es desconocida pero puede asociarse a enfermedades óseas, endocrinopatías y alteraciones metabólicas entre otras.

Tratamiento artrosis cervical

tratamiento artrosis cervicalLos síntomas de la artrosis cervical no empeoran con la edad, ni tampoco hay medicamentos que frenen este tipo de artrosis es por eso que no existe hoy en día ningún tratamiento específico para la cura de la artrosis cervical. Es cierto que existen algunos fármacos que alivian el dolor incluso haciéndolo desaparecer pero nada más.

El médico puede tratar la artrosis cervical con un programa adecuado que pueda contribuir a disminuir los síntomas mejorando la función del cuello. Este programa deberá incluir una serie de consejos posturales y la realización de una serie de ejercicios que nos ayuden a mejorar nuestra fortaleza muscular cervical. Todo esto acompañado del uso de los medicamentos que alivien algo el dolor producido.

Así pues para el tratamiento de la artrosis cervical nos recomendarán:

Síntomas de la artrosis cervical

artrosis cervicalLa artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones, es lo que habitualmente y de modo coloquial conocemos como “desgaste”. Las articulaciones están formadas entre otras cosas por cartílagos que recubren la superficie del hueso que se articula con otro, cuando este cartílago se degenera o se desgasta es cuando hablamos de artrosis. En muchas ocasiones la artrosis es generalizada y afecta a muchas de nuestras articulaciones pero en otras se localiza solamente en una de ellas, cuando afecta a la columna cervical, es cuándo podremos decir que se trata de una artrosis cervical.
¿Qué síntomas tiene la artrosis cervical? 
Entre los síntomas más comunes de la

PUBLICIDAD: GUÍA CURAR ARTRITIS Click Here!